Yucatan Real Estate for Sale
   
 
 
 
 

Los ciudadanos extranjeros pueden comprar terrenos en México. Si la propiedad no se encuentra en la zona restringida (dentro de 50 kilometres desde la costa ó a 100 kilómetros de la frontera), entonces la propiedad puede ser escriturada directamente al extranjero. Si el terreno se encuentra dentro de los límites de una zona restringida, entonces el extranjero podrá hacerse dueño de la propiedad a través de un “Fideicomiso” o a través de una Asociación Mexicana.

Los Fideicomisos y Las Asociaciónes

Con el Fideicomiso, un banco mexicano es el Fideicomitente, y el Beneficiario es el comprador del terreno. Los extranjeros que tienen propiedades a través de un Fideicomiso disfrutan del uso del terreno sin restricciones, y pueden comprar, vender, rentar y disponer de la propiedad. Actualmente, el plazo de los fideicomisos es de cincuenta años, con el derecho de prorrogarlo por otros cincuenta años más. No existe un límite al número de prórrogas para un Fideicomiso. Los honorarios anuales que causa un fideicomiso son de aproximadamente $700 dólares americanos. No obstante, el tamaño del terreno sí está limitado para poder ser objeto de un fideicomiso; tiene que ser de 2000 metros cuadrados o menos. En casos de terrenos que excedan a los 2000 metros cuadrados reglamentarios, posiblemente tendrá que ser escriturado a nombre de una Asociación Mexicana (aunque existe la posibilidad de que el Gobierno Mexicano haga excepciones a ésta regla).

El terreno es escriturado a nombre del banco, en beneficio del extranjero. El banco está obligado a seguir las instrucciones del extranjero sobre la disposición del terreno. El comprador debe tramitar el permiso necesario para la constitución del Fideicomiso, a través de la Secretaria de Gobernación, pero también podrá ser solicitado por el banco que esté constituyendo el Fideicomiso, o un Notario Público o un reconocido abogado de Bienes Raíces. (En México los Notarios Públicos son diferentes que los notarios norteamericanos. Tienen que ser abogados, son nombrados por el Gobernador, tienen que contar con tres años de experiencia en una Oficina Notarial y haber pasado un examen específico, entre otros requisitos. Muchas transacciones de Bienes Raíces son manejadas por Notarios Públicos.)

Que se Cuide el Comprador

Las transacciones de compraventa de Bienes Raíces se llevan a cabo de forma diferente que en los Estados Unidos o Canadá. No existe un Colegio u autoridad que certifique o regule la actividad de los corredores, y cualquier persona pueda autonombrarse “Corredor de Bienes Raíces”. Es por eso que el extranjero no debe asumir que operan las mismas protecciones por la compraventa de terrenos que existen en los Estados Unidos o Canadá. El viejo dicho “Que se cuide el Comprador” es especialmente importante en México. Esto no significa que la compraventa de terrenos en México sea inherentemente fraudulenta; es solamente que son diferentes, y el comprador se debe de asegurar de ponerse en contacto con profesionales con cierta reputación para llevar a cabo el papeleo y cerrar la transacción. Como en cualquier parte del mundo, es recomendable que el comprador tenga su propio Notario o abogado, en vez de utilizar los servicios del abogado del vendedor. Si el comprador no domina el idioma Español, entonces podrá contratar con los servicios de un traductor local para ayudarlo en la transacción.

Financiamiento

Un problema que existe en la compra de terrenos en México, es la falta de financiamiento para los compradores. Aunque ésta situación ha cambiado en los últimos años, todavía es difícil conseguir un crédito. En algunas ocasiones, el vendedor puede dar facilidades de pago, o financiar una compra mediante el pago de un alto porcentaje del valor del terreno como enganche, y sólo si se cuenta con buenas referencias bancarias y crediticias.

Seguro de Título

En este momento no conocemos a ninguna compañía que garantice el Título de Propiedades en Yucatán. La Compañía Stewart Title cuenta con oficinas en México D.F., pero todavía no proporciona pólizas por propiedades en la Península de Yucatán. Muchos compradores originarios de los Estados Unidos y Canadá están acostumbrados a cerrar un negocio a través de una compañía que garantice el Título de la Propiedad; y se van a encontrar con la costumbre mexicana, muy diferente, de cerrar transacciones a través de Notarios Públicos. El Notario Público es el responsable de verificar la validez del Título de la Propiedad, de averiguar que no existan impuestos o gravámenes u algún otro tipo de problema con la propiedad. Se recomienda al comprador que jamás extienda un cheque por el enganche, sino que se constituya una cuenta bancaria por el enganche.

Ejidos

Otro tema importante relacionado con la compra de terrenos en México, es el asegurarse de que el terreno que se piensa adquirir no es un “Ejido”. Los terrenos ejidales son terrenos agrícolas, y su distribución y uso está regulado por las Juntas Ejidales locales. Éstos terrenos no pueden ser escriturados hasta que estén regularizados, o sea, hasta que el Gobierno Mexicano extienda una Escritura o Título Oficial. En el pasado, esto ha sido causa de gran confusión y preocupación entre los extranjeros, con historias de personas que compran terrenos en México solamente para perderlos más tarde, después de haber construido en ellos. En la mayoría de estos casos, aunque no todos, se trataban de Terrenos Ejidales, donde el comprador jamás tuvo el título de propiedad. Un buen Notario o un abogado con buena reputación, le podrá ayudar para asegurarse de que el terreno que desea comprar tiene un título válido.

Ciudadanos extranjeros compran terrenos en México todos los días, y muchos viven felizmente en todas partes del país. Como en cualquier compra importante, siempre es aconsejable buscar asesoría profesional e investigar con cautela antes de ofrecer cualquier cantidad de dinero. Con solamente seguir algunas reglas sencillas y con sentido común, usted también podrá ser propietario de su terreno en México.